>
Publicidad
Busqueda
Búsqueda personalizada

Entradas con la etiqueta ‘sexo’

Amor y violencia

“Vivimos en un mundo donde nos escondemos para hacer el amor… aunque la violencia, se practica a plena luz del día.”           

John Lennon

La mamada sus pros y sus contras

Normas de una mamada y contestacion

Regla nº 1.- Lo primero y mas importante : no estamos obligadas a chupártela.

Regla n°2.- Extención a la regla número 1. asi que si la chupamos sé agradecido.

Regla nº 3.- No me importa lo que viste en el vídeo porno, lo habitual no es correrse en la cara de la chica.

Regla nº 4.- Extensión a la regla nº3, NO, tampoco me lo tengo que tragar.

Regla nº 5.- Mis orejas no son manillares.

Regla nº 6.- Extensión a la regla nº5, no me empujes la cabeza, mi garganta tiene una capacidad limitada. además, ¿acaso quieres que te vomite en la polla?

Regla nº 7.- No me importa lo mucho que te relajes, no procede tirarse pedos.

Regla nº 8.- Que tenga la regla no quiere decir que sea la semana de las mamadas. Que te entre en la cabeza : estoy hinchada y hecha polvo. Así que no me siento particularmente obligada a chupártela sólo por que tu no puedas follar ahora.

Regla nº 9.- Extensión a la regla nº 8, decir que te duelen las pelotas puede que te haya funcionado en el instituto, pero ya no cuela. Si estas desesperado, hazte una paja y déjame en paz con mi compresa.

Regla nº 10.- Si paro un momento para quitarme tu vello púbico de entre mis dientes, no me digas que lo acabo de arruinar.

Regla nº 11.- Dejarme en la cama para ir a jugar videojuegos o ver la tele, justo inmediatamente despues de terminar, es áltamente irrecomendable para que mi comportamiento (mamada) se repita en el futuro.

Regla nº 12.- Si te gusta como lo hago, lo mejor es no especular acerca del origen de mi talento. Simplemente disfruta el momento y alégrate de que sea tan buena. Este punto es una posible extensión de la regla nº 2 (ser agradecido)

Regla nº 13.- No, no sabe particularmente bien. Y no me importa el aporte nutritivo de sus proteinas.

Regla nº 14.- No lo haré mientras ves la tele, ¿ está claro ?

Regla nº 15.- Cuando oigas a tus amigos quejarse de que no se la chupan lo suficiente, mantén tu boquita cerrada. No es apropiado ni compadecerse ni tirarte el rollo con ellos.

Regla nº 16.- Por el hecho de que se te ponga dura por las mañanas, no significa que tenga que darle eso que tu llamas “un besito de buenos días”

Contestacion:

Regla nº1.- Claro que estas obligada a chuparmela…. ¿o a ti no te gusta que te coma el coño?

Regla nº2.- Se agradece tan solo si se hace bien… agradecidas tendrías que estar vosotras… lo vuestro tiene sabor y normalmente no muy agradable.

Regla nº3.- Compra tu condones y me correré dentro de uno

Regla nº4.- SI te lo tragas es porque quieres… una vez dentro de tu boca puedes escupirlo

Regla nº5.- Ni mis pelotas, bolas de malabares…

Regla nº6.- Meter en tu boca solo la punta no es chuparla… si no quieres vomitar, no quieras hacer trampas…

Regla nº7.- ¿Con que clase de tios te acuestas tu que se te rilan cuando la estas chupando?

Regla nº8.- Si no quieres chuparmela cuando tienes la regla… no te enfades cuando descubras porno en mi ordenador o en algun DvD… si tu no quieres… vale, pero yo tengo necesidades.

Regla nº9.- Decir que te duelen los ovarios o las tetas dos dias antes de tener la regla tampoco es una excusa… si no hay regla se puede follar

Regla nº10.- Nosotros aguantamos cuando tenemos un pelo vuestro para que no os sintais ofendidas… en vez de parar, espera un poco y despues sugierele que se depile.

Regla nº11.- Quedarse abrazada e inmovilizarnos durante una hora sin dejarnos nisiquiera fumar tambien es altamente irrecomendable para que volvamos a querer que se repita tu “comportamiento”

Regla nº12.- Cuando un tio es altamente eficiente en la cama, vosotras sospechais de cuanta experiencia tenemos. Si se te da bien, dudo que sea innato, disfruta del piropo y no te sientas ofendida.

Regla nº13.- Cuando comeis esparragos o legumbres lo vuestro tampoco sabe especialmente bien, por no mencionar el olor…

Regla nº14.- No te acompañaré a comprar ropa ¿esta claro?

Regla nº15.- Insisto, disfruta el piropo de ponerte como ejemplo sexual ante mis amigos. Peor sería si dejese que tengo una novia frigida.

Regla nº16.- En caso de que no seas mi pareja… no te quedes a dormir, así no te lo pediré. Si eres mi pareja no creo que sea tan traumatico para ti hacerlo de vez en cuando

La primera vez. Vaya cagada

Cuando tenía 17 años, mi novia ya estaba preparada para hacerlo. Como podríais esperar de cualquier chico de mi edad, estaba entusiasmado. Nada se interpondría entre mí y mi destino final.

Me preparé para la gran noche, me arreglé y me lavé concienzudamente. Desgraciadamente, había un pequeño problema. Padezco un trastorno digestivo que a veces hace que mi mierda se vuelva extraordinariamente sólida y compacta en mi interior. Por entonces no sabía que existía un tratamiento y, de hecho, pensaba que todo el mundo tenía que vivir con este equivalente anal de las piedras del riñón. Menciono esto porque durante los últimos días un ejemplar realmente poderoso se había estado gestando dentro de mí.

 Resumiendo el panorama. Sus padres no están. Tenemos su casa para nosotros solos. Ella es bastante viciosilla, y quiere que lo hagamos en la cama de sus padres.

 La habitación está bañada por la luz de las velas. Por lo visto se lo ha estado currando durante todo el día, y hay muy buena iluminación incluso con las luces apagadas. Lo cual es de agradecer, porque ha empezado a bailar sensualmente para mí, y no pierdo detalle. A sus dieciséis años, está TREMENDA. Me compadezco de aquellos de vosotros que nunca habéis catado a una chica de esa edad.

 Sentado en la cama, contemplando su danza, sonrío y le digo lo preciosa que está. Por desgracia, la mayor parte de mi atención se concentra en esa molesta presión sobre el esfínter, y en esa incómoda sensación en el intestino provocadas por llevar varios días sin cagar. Pero de algún modo consigo empalmarme, y vamos al tema.

 Empezó ella arriba, luego nos cambiamos. Después la puse a cuatro patas, e incluso le di un cachete en el trasero (fue un poco imprudente por mi parte, pero le encantó) Una consecuencia de mi pequeño problema es que me distraigo y aguanto una eternidad. Ella no dejaba de gemir y de decirme lo mucho que le estaba gustando, y fue entonces cuando me susurró lo que todo hombre desea oír: “quiero que te corras en mi boca”. Joder, adoro a las mujeres.

 Así que empieza a bajar. No era la mejor felatriz del mundo, pero al menos lo intentaba. Se saca mi polla de la boca el tiempo suficiente para llegar a pronunciar las palabras: “dime si esto te gusta”. Y entonces lo sentí.

 Me había metido un dedo por el culo.

 La señal de pánico se encendió en mi cerebro y todos los músculos de mi cuerpo reaccionaron bloqueándose al instante. Pero era demasiado tarde.

 Un doloroso y gigantesco truño emergió de lo más profundo de mi cuerpo, desparramándose sobre el edredón de sus padres.

 No, no me estáis entendiendo. Quiero decir grande. Enorme. INMENSA. Coge la mierda más grande que hayas cagado en tu vida, multiplícala por cuarenta y dos y tendrás una imagen remota de la que salió disparada de mí.

 Y caballeros, cuando digo que salió disparada, no me refiero simplemente a que la cagué con ímpetu. Hablo de un jodido proyectil. Hablo de un viento huracanado llevándose una sombrilla por los aires. Y por culpa de mi transtorno intestinal, salió en forma de un enorme, oscuro y pestilente arpón.

 Sé que le dio. No lo vi con claridad, pero lo sé. Lo sé porque echó a correr, chillando “OH DIOS MÍO, OHDIOSMIODIOSMIOOOO” pero siempre imaginé que, por su posición, debió impactarle en la barbilla. O por lo menos en las tetas.

 Me gustaría decir que me levanté y fui detrás de ella. Pero oí como se encerraba en el baño de un portazo y simplemente me quedé tumbado sin hacer nada. El olor me llegó al cabo de pocos segundos. Apestaba como si alguien hubiera untado un gato con mierda y lo hubiera arrojado a la chimenea. Miré debajo y vi la que, hasta la fecha, ha sido la mayor evacuación de la que he oído hablar. Entonces percibí la sangre, y con ella el dolor.

 Aparentemente, el cagar semejante monstruosidad me provocó un pequeño desgarro anal (al principio pensé que estaba sangrando por dentro. Al día siguiente visité al médico, que me habló por primera vez de mi enfermedad) Se había formado un pequeño charco de sangre donde había estado mi culo. Un último recuerdo del momento y en lugar exactos donde perdí mi virginidad. Atesoraré ese recuerdo durante el resto de mis días.

 Cogí mi zurullo con ambas manos y me dirigí al baño de la planta baja. Arrojé al retrete una tercera parte aproximadamente y tiré de la cadena, temiendo añadir una más a mi lista de desgracias si lo atascaba por echar demasiada mierda.

 Así que allí estaba yo, de pie, sosteniendo dos tercios del truño más grande de todos los tiempos, sintiendo el hilillo de sangre que me bajaba por la pantorrilla y tratando de ignorar el agudo dolor que atormentaba mi recto. Ojalá conservara una fotografía de ese momento.

 Finalmente me deshice de lo que quedaba de mi creación, me lavé las manos, me puse una pelota de papel higiénico entre las nalgas y subí al piso de arriba. Pude oír a mi novia sollozar tras la puerta del baño. Decidí no decirle nada y hacer lo que tenía que hacer. Pero el pestazo en el cuarto de sus padres era sobrenatural. Es como cuando cagas y sales del baño pensando “hoy no lo he dejado tan mal” pero luego vuelves a por tu revista y flipas. Pues era uno de esos momentos.

 La escena está grabada a fuego en mi retina. Mi vida. Mi deshonra. Mi primera vez hedió como una montaña de bebés muertos. Me vestí rápidamente, porque el calor que irradiaban las miles de velas que mi novia había colocado hacía que la habitación pareciera una letrina. Fui lo bastante avispado para agarrar el edredón y llevármelo abajo, a la lavadora. También me llevé las sábanas, pues la sangre las había empapado hasta llegar al colchón. Mi novia aún no daba señales de vida, pero a esas alturas lo consideré una bendición.

 Lo metí todo en la lavadora junto con una dosis triple de detergente y la puse en marcha, sabiendo que ni siquiera un milagro podría salvar esas sábanas.

 Y luego me fui. Evité las llamadas de mi novia durante días, hasta que vino a mi casa. Tuvimos una larga charla acerca de lo ocurrido. Con charla quiero decir “romper conmigo por cagarme encima de ella”. Y se acabó. Prometió no contárselo a nadie y dudo que lo haya hecho alguna vez. Este asunto la avergonzaba tanto como a mí. Pero siempre recordaré este hecho como la cosa más embarazosa que me ha pasado en la vida.

El sexo desde diferentes puntos de vista

SEGÚN LOS MEDICOS ES UNA ENFERMEDAD.
Porque uno siempre termina en la cama.

SEGÚN LOS ABOGADOS ES UNA INJUSTICIA.
Porque siempre hay uno arriba y otro abajo.

SEGÚN LOS INGENIEROS ES LA MAQUINA MAS PERFECTA.
Porque es la única que trabaja cuando se para.

SEGÚN LOS ARQUITECTOS ES UN ERROR
Porque la zona de entretenimiento esta al lado del desagüe.

SEGÚN LOS POLITICOS ES LA DEMOCRACIA PERFECTA.
Porque goza tanto el que esta arriba como el que esta abajo.

SEGÚN LOS ECONOMISTAS ES UNA MALA INVERSIÓN.
Porque es mas lo que entra que lo que sale.

SEGÚN LOS MATEMÁTICOS ES LA ECUACIÓN MATEMÁTICA PERFECTA.
Porque la mujer eleva el miembro a su máxima potencia,
lo encierra entre paréntesis, le extrae el factor común y lo
reduce luego a su mínima expresión.

Y PARA TÍ ¿QUÉ SIGNIFICA?

SEXO

Un chico se acerca al fin de su ultimo año
en la prepa. Desafortunadamente, todavia
tiene que compartir un cuarto con su
hermanito de 9 años. Una noche, decide
llevar a su novia a su casa para un poco de
diversion. Tienen literas, y el chico se
da cuenta de que su hermanito ya se durmio
en la litera de abajo, asi que el y su
novia se suben a la litera de arriba.
Como puedes esperar, las cosas se empiezan a calentar.

El chico recuerda que su hermanito esta
dormido abajo, asi que le dice a su novia
que diga ‘lechuga’ si lo quiere más duro,
y ‘tomate’ si quiere una nueva posición.

Lechuga!!!

Tomate!!!!

Lechuga!!!

Tomate!!!

Lechuga!!!

Tomate!!!

Ella grita.

Lechuga!!!

Tomate!!!
Ah!!!!!!
SÁCALO!!!
SÁCALO YA!!!!
No me puedo quedar preñada !!!

Entonces el hermanito les grita: Hey,
¿podeís dejar de hacer sandwiches ahí
arriba? ¡*¡*¡*¡*¡ Me estaís echando mayonesa en toda la cara !*!*!*!*!

MANDA ESTO A: (Esto es parida, lo sé xD)

0-TENDRAS MAL SEXO

1 – 5 -TE VAN A BESAR EN LA MEJILLA
6 – 10 -TE VAN A BESAR DE LENGUA
16 o mas -TENDRAS BUEN SEXO PARA SIEMPRE

“Sonrrie,aún cuando estés triste pues no sabes quien se pueda enamorar de tu sonrrisa”

21 dias en la industria del porno

Lo que viene a continuacion era la carta de presentacion que hacian en Cuatro television para el programa de Samanta Villar, en el cual se seperaba ver a esta mujer como actriz y aplicando la ley que ella dice de “porque no es lo mismo contarlo que vivirlo” como ha hecho en otros reportajes.

En esta ocasión, no se quiso mojar mucho y unicamente se quedo como directora de una escena porno.

Este fue un poco la presentación que hacian en Cuatro, en donde podeis ver algunos videos de trozos del reportaje.

Y tu que opinas, ¿piensas que se le dio mucho bombo y se esperaba ver a Samanta Villar desnuda, o que estuvo bien el reportaje?



¿Se atreverá Samanta a hacer su primera escena X? Samanta ha convivido con grandes figuras del porno, ha viajado a Barcelona y ha conocido el porno en directo, ha comprobado el frío qué hace al rodar una escena en exteriores en las costas gallegas, ha contemplado los “trucos” que se utilizan en una escena dura y ha constatado que hay gente en el porno que te puede hacer reír a carcajadas

21 días en la industria del porno. Actores, actrices, productores, directores de cine porno… Samanta Villar convivirá con ellos durante 21 días en un trabajo que les gusta, les da dinero y les permite vivir con la libertad que ellos quieren. Pero también tienen que pagar un precio, sobre todo las actrices, ya que les preocupa el “estigma social” y su vida personal… Y es que no es nada fácil que tu pareja sea una pornostar.

Muestran con toda naturalidad que son personas normales. Actores, actrices y directores de éxito nos enseñarán lo que para ellos es lo más íntimo: sus habitaciones, sus casas, su pareja, su vida diaria, sus hijos… Algo que mantienen siempre en la más absoluta privacidad.

Samanta mostrará los trucos propios del género y también cómo se cuidan y cómo afrontan su trabajo todos los participantes… Es una inmersión en el mundo del porno, sin tapujos, contando la realidad de esta industria… un mundo que se ha convertido en una gigantesca máquina de hacer dinero.

Pero Samanta no sólo mostrará los secretos pornográficos que rodean una grabación, sino que, además, se acercará a las vivencias y experiencias sexuales más insólitas a través de los testimonios de sus protagonistas.

Estamos ante un nuevo escenario: las formas de hacer porno han cambiado; en realidad, este gremio se ha convertido en una jungla llena de los personajes más variopintos.

“El sexo es como un videojuego, vas pasando niveles, pero aquí no hay Game Over…” Así de contundente es Dunia Montenegro, una de las estrellas porno más experimentadas del panorama internacional. Ella y su otra compañera, Michelle Blanche, explicarán las ventajas e inconvenientes de su trabajo y relatarán cómo lo compaginan con su vida personal. Samanta compartirá con ellas los detalles de las secuencias que han grabado e intercambiarán impresiones sobre este mundo.

Junto a esta forma profesional de hacer y producir porno, Samanta se detendrá en otra modalidad, más cercana al público general y que está experimentando un gran auge en Internet. Se trata del “porno bizarro y gamberro” y lo hará frente a Torbe, el personaje más polémico y trasgresor de esta rama más friki y que se ha convertido en un auténtico fenómeno de masas, gracias a su página web que diariamente recibe una media de 160.000 visitas. Junto a él, nuestra periodista será testigo de cómo elabora sus propios vídeos ayudado por una pequeña cámara que lleva consigo a todas partes y presenciará algunas de sus excéntricas ideas.

También conoceremos al nuevo genio del porno online, Totó. Desde su página crea y edita sus propias grabaciones que tratan de alcanzar un resultado final de calidad. Las mejores actrices españolas se han puesto delante del objetivo de su cámara y han protagonizado escenas con él mismo. El joven se paga la carrera de Administración de Empresas y el piso en el que vive en Santiago de Compostela con el dinero que obtiene de su página.

Durante el tiempo que Samanta comparte con él, aprenderá las destrezas de esta promesa del “porno casero”, ya que es capaz de grabar una escena, actuar en ella y montarla él mismo. En esta ocasión será con Diana Dean, una de las actrices de porno de Internet más famosas de España quien, tras unos años alejada de este mundo, volverá para ponerse en manos de Totó, toda una joven promesa del cine porno.

Además, en este reportaje Samanta recibirá una auténtica master class en dirección de grabaciones porno de la mano de actor, productor y director Max Cortés quien, tras protagonizar más de 1.500 películas, ahora se dedica a promocionar actrices nacionales y a organizar espectáculos en discotecas. El mismo Max nos abrirá las puertas de su casa.